Electro, El Sonido de la Calle

 Ey, cómo va peña!?! …Un abrazo a todos!!  Aquí estoy de nuevo, en esta ocasión para hacer una review y hablaros un poco de unos discos de electro muy potentes, relevantes  y de gran importancia en la difusión de este sonido años atrás. Me estoy refiriendo a la serie de recopilatorios “Street Sounds Electro”.

Como prácticamente todos sabréis a estas alturas, el electro o electro-funk,  es un subgénero musical englobado en el hip hop, por los lazos que mantuvo en sus orígenes con dicha cultura y su baile, el break dance. Surgió a principios de los 80 cuando artistas como Afrika Bambaataa, Arthur Baker, Hashim o Man Parrish entre otros, comienzan a usar como instrumentos , ciertos aparatos electrónicos para hacer funk o música bailable similar, tales como sintetizadores, vocoders, samplers o la caja TR 808 para hacer los ritmos.

Aunque en las fiestas y reuniones  de hip hop celebradas la década anterior, los b.boys y b.girls comenzaron a practicar sus bailes con funk, disco, groove y ritmos de ese tipo, que era la música que en ellas se pinchaba, enseguida este recién surgido sonido electro fue adoptado por los break dancers para sus bailes, permitiendo por su naturaleza desarrollar movimientos como poppin, snakes, waves, moonwalkers y similares. De esta forma pasó a asociarse durante largo tiempo el sonido electro con el break dance o bboying, disparándose con ello su popularización.

Situémonos en nuestro país, estamos en España, principios de los años 80. Bases militares estadounidenses están desplegadas en varios puntos del mapa. En ellas, una parte de jóvenes soldados aquí destinados, han aterrizado de alguna u otra forma impregnados con pinceladas de hip hop y break dance de su país natal, movimiento que está en pleno auge. Al mezclarse  con la peña de aquí comienza el intercambio cultural, contagiando esa fiebre de bailar como robots y dar vueltas en el suelo junto con esa colorida estética. El germen del hip hop ya estaba sembrado en España esperando crecer y desarrollarse, y esa primera semilla fue el break.

Lo que está claro es que para bailar hace falta música, y para bailar ese innovador baile hace falta una música igual de vanguardista, esa música fue la música “break”, que es como se le llamo comúnmente ante la falta de información, al electro y hip hop temprano en un primer momento.  En un contexto pues de desinformación y falta de material absolutas, va creciendo una escena que se va nutriendo de pequeños fragmentos de hip hop que van llegando de fuera. Una cinta, algún vinilo importado, unos pasos copiados…y así se enciendó la mecha. Pronto empiezan a formarse grupos por toda España que empiezan a bailar y practicar en  la calle. Con la llegada de la película “Beat Street”, la mecha encendida terminó por detonar, produciéndose  un verdadero boom del break dance en nuestro país.

 

Aun así el escaso material y la poca información, seguía entrando con cuenta gotas. El repertorio musical para bailar no iba más allá de algunos temas de importación que se pinchaban en alguna discoteca donde ponían música afroamericana, alguna novedad de las bases militares, algún tema que saliese en la radio o en alguna peli, y que sonase algo “break”… Todo ello posteriormente era copiado en cassettes y compartido con los colegas, también  intercambiado con gente de otros grupos. Poco tiempo después, los medios se hicieron eco de esta fiebre y empezaron a dar algo de cobertura  al panorama. En esta ocasión, a diferencia de lo que ocurriría años posteriores con el rap en español, por un tiempo, la intromisión de los medios de comunicación fue positiva para su desarrollo, aportándose  información musical a la escena. Comenzó con ello a importarse y distribuir algo más de música y dicho sea también, a hacer algún recopilatorio con este tipo de temas.

Pues bien, entre todo lo que iba llegando, de alguna manera también consiguieron aterrizar aquí algunas copias del recopilatorio que hemos mencionado, el “ Street Sounds Electro”. Aquellos recopilatorios no eran como el resto.  Por un lado la selección de temas era muy selecta, en ellos se incluían desde los temas imprescindibles hasta otros que habían permanecido desconocidos hasta el momento. Ello permitió ampliar el conocimiento sobre la música que sonaba. Por otro lado, el formato era la mezcla, algo que sirvió como referencia también a djs y que permitía además bailar de forma ininterrumpida sin que el ritmo parase en un buen rato.

 

¿Pero que son estos recopilatorios y de dónde vienen?

Para conocer su origen tenemos que salir de España y retroceder en el tiempo. No, no nos iremos a los EEUU donde surgió el electro-funk, sino un poco más cerquita, al Reino Unido, un país que siempre se ha mantenido a la vanguardia musical.

De allí proviene un joven llamado Morgan Khan, de ascendencia india y nacido en Hong Kong,  pero instalado en Londres desde muy temprana edad, donde creció y se crió. Apasionado desde chico por la música, Morgan comenzó a trabajar en la industria discográfica a mediados de los 70, para empresas como  PRT Distribution (una división de Pye Records) y R & B Records.

Ya con experiencia en la materia, y en busca de un tipo de música diferente, especial y que brillase con luz propia, Khan decidió establecerse por su cuenta, fundando el sello discográfico independiente “Streetwave”, en 1981.

Lo que se planteó este sello desde un primer momento fue apostar tanto por música negra como por las últimas tendencias de la música de baile procedente del otro lado del charco, marcando así una alternativa para cierto público que quería desmarcarse del pop, rock y post punk imperante por aquellos años en el país bretón. Con el ojo puesto en estilos como el funk, el jazz, el hip hop, o la música disco, “Streetwave” se dedicó pues a importar licencias y reunir a través de sus recopilatorios este tipo de sonidos americanos.

“Streetwave”, como muchos otros sellos, se dividió en varias ramas o subsellos, dedicándose cada una a unos estilos en particular. De todas ellas, no hay ninguna duda en que la etiqueta que logró hacerse más popular fue “Street Sounds”, creada un año después del nacimiento de “Streetwave”.  Esta etiqueta se especializó en escoger y reunir los temas más punteros de música negra de club, electrónica, urbana, y de baile, distribuyéndolos a través de unas series de recopilatorios.

El éxito de estos recopilatorios vino marcado por la exquisita selección de los temas y su bajo precio. Estos lanzamientos pusieron a disposición del público los éxitos importados más frescos y actuales de la pista de baile al alcance económico de cualquiera. A principios de la década de 1980, un sencillo de 12″ costaba alrededor de £2, pero su precio era​​ más del doble si éste era un disco de importación. La serie “Street Sounds” ofrecía generalmente de 8 a 12 cortes en versiones completas, mezclados en un LP que podías comprar por menos de £5. Lógicamente, su éxito fue rotundo, durando en el tiempo más de 6 años y con más de 50 álbumes publicados.

 

Pero vamos a lo que nos interesa…

De entre todas las recopilaciones publicadas bajo la etiqueta “Street Sounds”, la serie “Electro” fue la más jugosa y codiciada de ellas. La idea de traer el electrofunk y el hip hop desde el underground de los barrios más humildes de Norteamérica hasta los equipos hifi de los jóvenes ingleses, fue simplemente sublime. A parte del éxito comercial y económico, lo brillante fue el hecho de que este gesto ayudó a introducir el movimiento hip hop en el Reino Unido, y a su expansión hacia el resto de Europa.

Bajo el nombre de “Street Sounds Electro” se publicaron entre 1983 y 1988 nada menos que 22 volúmenes regulares, en los que en forma de mezcla, se presentaban los auténticos himnos del electro que iban aterrizando. Como se ve, la frecuencia  con que se publicaban los recopilatorios era frenética, de unos 5-6 álbumes al año.

Entre los primeros y los últimos volúmenes que salieron al mercado, los recopilatorios sufrieron una progresiva evolución, de manera que, tanto en el concepto, como en la forma y el contenido, lo primero difiere bastante de lo último. En cuanto a contenido, a pesar de que en los recopilatorios se combina electro con rap temprano, el estilo musical predomínate va cambiando conforme se van sucediendo los discos.

Los 10 primeros volúmenes, los más carismáticos quizá, tienen un contenido musical más sintético, más electrofunk. Los temas que se recopilan son los hits de artistas como Newcleus, Captain Rock, Project Future, The Packman, C-Bank,  West Street Mob, Hashim, The B-Boys,Two Sisters, Grand Master Flash, Cybotron, Hebbie Hancock, Aleem, Egypian Lover, Arthur Baker…

Conforme van avanzando los volúmenes, los temas de vocoders y sintetizadores van sustituyéndose por rapeos sobre fuerte bombo, caja y scratch, es decir temas de rap de lo que fue la nueva escuela de aquellos años: Run DMC, UTFO, Whodini, Dough-E- Fresh, Roxanne Shante, Fat Boys…

Foto 2_electro

A partir del  volumen 11, el título de la serie cambia de “Street Sounds Electro” a “Street Sounds Electro Hip-Hop”, dando así una mayor visión al movimiento en general  y a toda la música que engloba.

El diseño de las portadas también se va renovando. Sencillas, a la par que llamativas, en un primer momento su diseño se basa prácticamente en reflejar el  número del volumen correspondiente, con unos colores brillantes o fosforitos. Conforme los volúmenes avanzan, estos números van adoptando cada vez un diseño más sofisticado.

foto 3_electro

Los últimos volúmenes, publicados entre 1987 y 1988, de electro ya tienen poco. En estos años el sonido electro ya había perdido su chispa inicial y el rap estaba evolucionando a pasos agigantados, con lo que había que seguir esos pasos muy de cerca si no se quería perder el tren.

El título de la serie ya pasa a llamarse simplemente “Street Sounds Hip-Hop”, eliminando ya la palabra electro de él (a excepción del volumen 21, que mantiene la misma tipología que los primeros trabajos).

Las portadas experimentan una renovación absoluta, pasando a ser elaboradas obras de graffiti que son realizadas por el escritor británico Artful Dodger. Con ello se pretende refrescar la serie y adaptarla más a una escena Hip Hop global.

Musicalmente, los temas suenan a rap de finales de los 80, con grupos como Spoonie-G, BDP, Just-Ice, Ultramagnetic Mcs, Magestic Productions, Epmd, Ultimate III, Rob Base & Dj EZ-Rock, Cold Cush Brothers, Jungle Brothers, y demás artistas contemporáneos.

foto 4_electro

 

A parte de los 22 volúmenes regulares se publicaron otros 3 lps especiales llamados “Street Sounds Crucial Electro”, que eran digamos como una selección de lo mejor del electro puro de los volúmenes regulares, con mezclas también de mayor calidad.

foto 5_electro

Como he comentado, los temas incluidos en los recopilatorios venían mezclados. El artífice de las mezclas en todos los volúmenes fue el dj Herbie Laidley. En 1984, con el fin de crear la impresión de que existía una próspera escena electro en el Reino Unido, Morgan Khan le pidió a Herbie Laidley y su grupo que crearan seis canciones bajo una variedad de seudónimos para un álbum especial. Este álbum fue el “Street Sounds UK Electro”, un volumen solo de electro procedente del Reino Unido.

foto 6_electro

Otro lp especial fue el “Streetsounds New York vs LA Beats”, publicado en 1985, que como su propio nombre indica, fue un recopilatorio en el que se hacía una comparativa entre los sonidos electro procedentes de la escena de la costa este y la de la costa oeste. En una cara se incluye una mezcla con temas de Africa Bambaataa, Hasim, Captain Rock, Aleem, Man Parrish, etc, y en la otra temas también mezclados de artistas como Egyptian Lover, Chris “The Glove” Taylor, Unknown Dj, World Class Wrecking Crew, etc.

Años después, sobre la costa oeste, también hubo otro recopilatorio especial llamado “The best of west coast hip-hop”, publicado en 1987.

 

Sobre 1984, y tras la publicación de los primeros álbumes, hubo una edición especial limitada a 5000 unidades, consistente en una caja que incluía los 5 primeros volumenes de “Street Sounds Electro”, los dos primeros de “Street Sounds Crucial Electro”, y el “Street Sounds UK Electro”. Como bonus se incluyó además otro vinilo llamado “Hip-Hop On Wax”, con tres temas adicionales por una cara, y una mezcla de ellos por la otra. A este pack se le llamó “Street Sounds Essential Electro – The Business”

foto 9_electro

Pero todo lo bueno no dura eternamente. La etiqueta “Street Sounds” entró en bancarrota en 1988, principalmente como resultado de grandes pérdidas en algunas inversiones desacertadas, como por ejemplo la revista creada por Khan “Street Scene” , dedicada a la música electro y al movimiento hip hop.

Después de la quiebra, “Street Sounds” ha permanecido inactiva durante muchos años. No es hasta casi finales de la década 2000 cuando Morgan Khan toma sus riendas de nuevo para reeditar el material y sacar alguna que otra novedad.

Por ejemplo en abril de 2009, “Street Sounds”  lanzó una nueva serie de recopilaciones de electro a través de la página web de “Street Sounds” llamadas “Nu Electro” . Su primer volumen incluyó veinte cortes mezclados por Freddy Fresh y Diplomat, con un estilo musical que vuelve a las raíces electrónicas de la serie en lugar de seguir con las últimas recopilaciones de hip hop que se lanzaron en 1988 como el “Street Sounds Hip Hop 22”. Dos volúmenes más siguieron a este “Nu Electro”, contando con 3 hasta la fecha.

La última referencia publicada por “Street Sounds” es  el volumen 4 de la serie “Crucial Electro”, que vio la luz a mediados del 2013.

foto 10_electro

 

foto 11_electro

Bueno, pues eso ha sido todo, hasta aquí un breve resumen de lo que fue la historia de este mítico sello con esa serie de geniales recopilatorios de electrofunk y hip hop de la vieja escuela. Tanto aquellos que pudieron disfrutarlos en la época del break de los 80, como los entusiastas del sonido electro que los conocimos más tarde, coincidimos en que son unas referencias extraordinarias, indispensables en cualquier colección de electro old school, y que aún hoy día cada me suenan tan increíblemente potentes y auténticas,  que son y serán merecedoras de un privilegiado espacio entre mis mejores discos.

Paz. Strmusiczgz.

Strmusic

Forma de vida con cierto Síndrome de Diógenes que subsiste en un pequeño espacio cerrado, donde hay estanterías repletas de abundantes cartones de colores, los cuales contienen plásticos negros con música grabada en ellos.

¿te gusta? Comparte

1 comentario en “Electro, El Sonido de la Calle”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.