Pete Rock, el auténtico maestro

Como amante del Jazz y del Rap, estoy muy contento de que en junio de 1970 viniera al mundo Peter Phillips. En principio, y sobre todo para los puristas del jazz, son estilos antagónicos, pero nada más lejos de la realidad. Pero algunos iluminados, como Primo, del que hablé en el anterior artículo, o este señor, han sabido unir ambos estilos de manera que los jóvenes de los barrios más oprimidos quisieran conocer las raíces de su amado hip hop.

Ya de pequeño, Rock acompañaba a su padre, un inmigrante jamaicano con 7 bocas que alimentar, a un club donde trabajaba de disc-jockey. Así, viendo a su padre pinchar y rodeado de la impresionante colección de vinilos que había en su casa, nuestro amigo iba incubando lo que más tarde sería un talento sobresaliente para producir.

Pete Rock CL smooth

En el instituto conoce a Corey Brent, que se haría llamar más adelante CL Smooth, un chaval que escribía unas rimas sencillas pero efectivas. Se ha hablado mucho acerca de si CL era el Mc adecuado para los beats de Pete Rock, pero si miramos el conjunto yo no tengo dudas: la respuesta es Sí.

En aquel entonces, Rock, que ya estaba metido de lleno en el terreno musical gracias a conocer a Brent y a que su primo era Heavy D (RIP), iba probando sonidos potentes para lo que sería “All Souled Out”, el EP debut de lo que ya era el grupo Pete Rock & CL Smooth.

En mi humilde opinión, este EP es de lo mejor que se ha hecho en el rap. El tema que más tarde daría nombre a su primer largo y que daría pie al más famoso A.K.A. de Rock, “Mecca & The Soul Brother”, entra directo a la base del cuello. No puedo evitar retrotraerme a mis 14 años cada vez que lo escucho. Si no conoces esa joya… ya tardas.

Y en el 92… llega uno de los pilares de esta cultura que tanto amamos algunos. El primer LP del grupo cae como una bomba en las calles de New York. Himnos del Hip Hop como “Ghettos Of The Mind” o “Lots Of Lovin’” son ya por derecho propio herencia de este movimiento. Pero si hay una canción en ese disco que merece especial mención es la archiconocida “T.R.O.Y. (They Reminisce Over You)”. Un tema dedicado a un colega fallecido que es de lo mejor que se ha hecho en la parte más contemporánea de la black music.

Para alguien que ve desde la distancia el rap estadounidense, es fácil admirar a artistas de varios puntos de los States. Pero si vives allí, si lo sientes desde dentro, se puede llegar a comprender el porqué del orgullo East o West (sin entrar en la guerra de costas, que nos arrebató a grandes artistas). Escuchar los discos de Pete Rock, con CL o sin él, te hace ver lo importante que es conservar y preservar un sonido concreto. Rock es uno de los abanderados de ese sonido concreto de New York, uno de los responsables de su esencia. Su música es uno de los sellos de la ciudad.

En 1994 llega lo que para muchos es la consolidación del grupo, “The Main Ingredient”. De ahí la sorpresa cuando se separan y cada uno sigue su camino. CL Smooth seguiría siendo uno de los Mc’s más respetados del panorama, pero nunca tuvo el punch que tuvo, tiene y seguramente tendrá Pete Rock. En el haber y en el currículum de este último hay auténticas maravillas. En PhatDiggaz hemos hablado de J Dilla con motivo del #DillaMonth, y en ese artículo me dejé a propósito algo en el tintero para este artículo.

En 2009 vio la luz “Jay Stay Paid”, un álbum póstumo con varios Mc’s poniendo sus raps sobre los beats de Dilla. Pues bien, todo esto fue orquestado por Pete Rock. La mezcla y arreglos corrieron por su cuenta y riesgo, ya que, como él dijo: “Una vez me dijeron que yo era uno de los referentes de Dilla. Quería agradecerle que cambiara esta cultura y éste es mi grano de arena”. “Él es el único productor en este juego que fue tan serio [como yo]”, añadió.

Como he dicho al principio del artículo, este artista, junto a Dj Premier, The Roots o The Ummah, tiene un rol muy importante en el acercamiento del jazz al Hip Hop. Sus producciones se nutren sobre todo de samples de jazz y soul muy oscuro y antiguo. Al igual que Prim, ha llegado a imprimir su sello en cada beat, que es garantía de éxito para los y las Mc’s que los usan. Sus bajos retumban, sus percusiones sucias son inconfundibles. Su manera de chopear los samples (recortarlos en partes pequeñas con la finalidad de crear melodías nuevas a partir de una muestra de la canción original) es única.

El mejor botón que podemos enseñar como muestra es su serie “Soul Survivor”. En estos discos, Rock rapea y produce, y se acompaña de auténticas leyendas del rap y el r&b estadounidense. Casi todo el Clan (destacaría las barras de Method Man y Raekwon), Prodigy (RIP), Large Pro, Black Thought, Pharoahe Monch, Talib Kweli, Slum Village, y como no, CL Smooth, cumplen con nota sobre los beats del productor del Bronx. “Soul Survivor” (uno de 2001 y el otro de 2005) es una dupla de discos imprescindible para los amantes del Hip Hop.

Si nos centramos en sus trabajos instrumentales, quizá el más reseñable sea “Petestrumentals”, lanzado con el sello BBE, el mismo que lanzó el “Welcome 2 Detroit” de Dilla o “The Magnificent” de Dj Jazzy Jeff. Una oda al sample, con temas instrumentales que te envuelven y te hipnotizan.

En 2005 publica “The Surviving Elements: From Soul Survivor II Sessions”, un trabajo que se nutre de los descartes de su segundo álbum. Una vez más, Rock nos enseña la pasta de la que está hecho. Personalmente, creo que este disco es una pasada.

Y en 2015, “Petestrumentals II” demuestra el estado de forma de un ya veterano Pete Rock, que no se aleja de su estilo de siempre y sigue tan fresco como el primer día.

Como siempre, me dejo muchas cosas en la recámara, como el disco “NY’s Finest”, donde Rock reúne a lo más granado del underground neoyorkino. Quizá hable de ese disco en concreto una vez terminada la serie de Beatmakers en la que estoy enfrascado.

En resumen y a grosso modo, si escuchas algo que lleva el sello Pete Rock, seguro que te gusta. Es rap del de siempre, del puro, del “ladrón” que robó sonidos a otros estilos musicales para hacerlos suyos y seguir enamorando a propios y extraños generación tras generación. No por nada este artista es una de las mayores influencias del ya mencionado Dilla o de otro beatmaker del que hemos hablado: 9th Wonder. Supongo que las influencias (y las comparaciones) se derivan del hecho de que estos productores han creado la mayor parte de sus producciones a partir de muestras, así como los matices cálidos, suaves y jazzísticos que aparecen en sus trabajos.

pete rock 2018

Es casi imposible que un/a veterano/a en esta cultura no conozca a Pete Rock. Pero seas joven o “menos joven”, si no lo conoces y hoy te lo he descubierto, te aseguro que esta noche dormiré un poco mejor, sabiendo que la telaraña del Hip Hop sigue extendiéndose inexorable por las mentes ávidas de conocimiento y buena música.

Javier Sabe

En sus vídeos nos destripará cada disco que le haya tocado dentro, tanto de hip hop como de sus aledaños.
Cada vez que lo oigas tendrás ganas de devorar todas y cada una de sus recomendaciones.

¿te gusta? Comparte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.